Receta Tradicional de Flan de Naranja Casero

Fotografía de la receta de flan de naranja de NaranjasLU

Actualmente, el flan en todas sus variedades parte de una mezcla de huevos, leche y azúcar que se modifica a gusto del consumidor e incluso la cultura gastronómica del país. Con esta base se añaden otros ingredientes como fruta o especias para evolucionar su sabor, como nuestra receta de flan de naranja.

Si viajamos un poco en el tiempo, sus orígenes son más remotos que la época romana, aunque es de un recetario de ellos de donde obtenemos la receta, eso sí, sin azúcar que lo hace sensiblemente distinto, no por el dulzor -ponían miel- sino por el adorado caramelo.

Era la tyropatina que nos describe el gastrónomo más conocido de esta época Caius Apicius y en el que vemos que aporta un interesante el toque de pimienta a esta fórmula que heredaron o tomaron prestada del recetario griego.

La Edad Media la recuperó en los recetarios gracias a la Cuaresma, convirtiéndola en un plato tradicional de ella: nutritivo y energético. Y, sí, ya en esa época le añadían el azúcar para endulzar.

A lo largo del tiempo, el flan ha evolucionado, como han evolucionado los paladares, por eso lo encontramos en su realización nuevos ingredientes como queso, vainilla… o naranja, como el nuestro. Esta es una receta para hacer un flan perfecto de naranja para 4 personas, esperamos que os guste.

Ingredientes del flan de naranja

Ingredientes para el flan

  • 500 ml de leche
  • 4 huevos
  • 60 g de azúcar
  • 1 rama de canela
  • Piel rallada de media naranja

Ingredientes para el caramelo

  • 60 g de azúcar
  • 2 cucharadas soperas de zumo de naranja
  • 1 cucharada sopera de agua
Ingredientes para hacer un flan de naranja casero

Cómo preparar nuestro flan de naranja

El caramelo:

  1. Echar en un cazo el azúcar, el agua y el zumo de naranja .
  2. Cocer a fuego medio hasta que se disuelva el azúcar.
  3. Calentar hasta ver un caramelo rubio, ligeramente dorado.
  4. Sacar del fuego.
  5. Repartir el caramelo en 4 moldes de flan individuales o uno grande. La forma correcta es hacer movimientos circulares que impregnen el fondo y las paredes.
  6. Dejar enfriar.

El flan:

  1. Preparar un cazo con la leche, la piel de naranja y la canela troceada.
  2. Llevarlo a ebullición y sacarlo del fuego
  3. Tapar el cazo y dejarlo reposar un cuarto de hora.
  4. Precalentar el horno ( a unos 150 grados)
  5. Batir los huevos y el azúcar hasta obtener una crema homogénea
  6. Añadir la leche a través de un colador fino y no dejar de batir.
  7. Echarlo en la o las flaneras.
  8. Colocar el o los moldes en una fuente de horno con unos dos cm de agua.
  9. Hornear 45 minutos a 150 grados en el horno precalentado.
  10. Sacarlos y dejarlos enfriar dos horas.

Cómo presentar nuestro flan de naranja

  1. Coger las flaneras y colocarlas en una fuente con agua caliente medio minuto.
  2. Colocar uno o cuatro platos, dependiendo de las flaneras elegidas.
  3. Desmoldar los flanes sobre los platos.
  4. Colocar unas hojitas de menta encima.
  5. Si es del gusto, añadir una borla de nata montada.
  6. Servir el postre.

Recetas de antiguas de cocina hechas con naranjas

Ilustración de cocina antigua de Ray Shewsberry

A lo largo de los siglos, la naranja ha sido parte activa de la gastronomía nacional y, si bien no ha sido protagonista, sí ha sido actriz secundaria de relevancia en muchas de las recetas antiguas de cocina.

Las naranjas amargas eran protagonistas en las recetas antiguas

Sabemos que etimológicamente su nombre procede del término del sánscrito narang -aunque este idioma adaptó de otro por aún por determinar- y nos llegó porque pasó al persa, luego al árabe y, finalmente, al español.

Y es que fueron los árabes quienes introdujeron la naranja amarga o citrus aurantium en España, con fines medicinales y aromáticos, aunque poco a poco, el fruto de estos árboles comenzó a participar en la cocina.

Las naranjas amargas se consideraban un aderezo más en los recetarios antiguos y como tal se usaban mucho, tanto para los platos de pescado como los de carne, además se utilizaba para hacer exquisitas mermeladas de naranja (de las que aún seguimos disfrutando como ya os contamos).

En las recetas de pescado usaban algunas rodajas para ponerlo al horno o lo regaban con su zumo, al igual que con las carnes, mientras que los escabeches eran perfeccionados en sabia combinación con los limones.

En la actualidad, el cocinero Paco Morales, en su restaurante Noor -basado en la indagación en los sabores tradicionales-, es uno de los paladines para recuperar ese sabor en la gastronomía patria, de devolvernos las recetas antiguas de cocina.

La llegada de las naranjas dulces a la península

No sería en el siglo XVI, cuando Portugal, de la mano de Vasco de Gama, nos traería la citrus sinensis (la naranja que conocemos) y la citrus reticulata (la mandarina) ambas de sabor dulce, como nos cuenta María Ángeles Pérez Samper en su libro Comer y beber. Una historia de la alimentación en España.

Tardarían muchos siglos en desbancar a la naranja agria en los recetarios, como vemos en algunas recetas antiguas con naranjas que hemos recuperado.

Helado de flor de naranja, de El Practicón de Ángel Muro

Portada del libro el Practicón de Ángel Muro

Se toman ocho onzas* de flor de naranja y doce de azúcar, que se delíen con dos azumbres de agua; después se echa hirviendo sobre las flores de naranja puestas en una vasija, se tapan bien y se dejan así en infusión por espacio de seis horas; se pasa por un tamiz y se hiela.

Esta receta la encontramos en el El Practicón. Tratado completo de cocina al alcance de toros y aprovechamiento de sobras (1894) de Ángel Muro, que fue un gastrónomo reputado o cocinólogo -como lo denominó Xavier Domingo- . Hasta antes de la Guerra Civil Española, este era el libro más consultado por los amantes de la buena mesa, tuvo 34 ediciones. Destacó como conferenciante en la materia y es un referente indiscutible en lo que se refiere a la gastronomía española que lo mencionan en todos sus tratados.

*Una onza son 28,70 gramos. Ocho onzas son unos 230 gr. Doce onzas son unos 350 gr. Una azumbre son 2,016 litros y dos unos cuatro litros.

Naranjas acarameladas, de La cocina práctica de Picadillo

Portada del libro La cocina práctica de Picadillo

Una vez mondadas las naranjas se dividen en cuatro partes cada una. Se dejan de esta forma durante dos horas para que se sequen, y se meten después en un almíbar a punto de carmelo, sacandolas con cuidado y colocándolas en una fuente para que se sequen y acaramelen. Una vez conseguido esto, se sirven formando una pirámide.

Con este libro, La cocina práctica (1903), Manuel María Puga y Parga -alías Picadillo-, consiguió un gran éxito y fue, por cierto prologado por Emilia Pardo Bazán. Es, de alguna manera, su reivindicación de la cocina patria frente al afrancesamiento que se producía en las mesas de la alta sociedad. Aseguraba haber probado antes todas las recetas que recogió en su libro de las cuales era mero notario. Y como el mismo dice en el prólogo: «Mi libro está dedicado a la vida ordinaria de las familias; tiene por objeto la preparación de platos de consumo corriente y casi diario. En él se encontraran fórmulas sencillas y concretas para toda clase de alimentos; todas ellas, como ya he dicho, experimentadas y de resultados seguros.» Pues eso.

Salsa de naranjas agrias, de La cocina española antigua de Emilia Pardo Bazán

Portada de la cocina española antigua de Emilia Pardo Bazán

Medio vaso de caldo, otro tanto de jugo, unas cuantas tiras de corteza de naranja agria, una cucharada de fina manteca amasada con una pulgarada de harina, sal y pimienta gorda. Se incorpora bien la mezcla a la lumbre, y al retirarla se rocía con el zumo de una naranja agria.

De la mano de la gran condesa de Pardo Bazán, Doña Emilia, llega esta antigua receta perfecta para acompañar carnes en La cocina española antigua (1913). Aunque es bien conocida como novelista, Pardo Bazán desarrolló otras facetas con gran ímpetu como las de gastrónoma, periodista o feminista (esta colección de libros iba dirigida a ellas para mejorar su cultura) que entrelazó. Sin duda, es un referente histórico y literario nacional y en la cocina, ya que a su esfuerzo por recopilar el recetario del país en distintas publicaciones le debemos la memoria de nuestras cocinas del siglo pasado, que ella misma definió como documento etnográfico de gran importancia. Como bien decía «Hay platos de nuestra cocina nacional que no son menos curiosos ni menos históricos que una medalla, un arma o un sepulcro».

Portokalopita: Pastel de Yogur Griego y Naranjas

Portokalopita: Pastel de Yogur Griego y Naranjas. Entero

Entre nuestros clientes contamos con Carmen López Farinós que, en las Rezetas de Carmen, inventa, recompone y revisita recetas para deleite de sus seguidores. Esta vez ha utilizado las nuestras con este Portokalopita o pastel de yogur griego y naranja. 

Sobre los Ingredientes

Si miramos en Internet encontraremos múltiples variables de esta receta, la alquimia del pastel depende de su autor.  Lo que no falla es:

  • Pasta filo
  • Naranjas
  • Yogur
  • Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) 
  • Canela 
  • Azúcar
  • Levadura

Luego encontramos estos ingredientes en distintas combinaciones, no siempre presentes en las mismas cantidades y mezclas:

  • Huevos
  • Zumo de naranja
  • Ralladura de piel de naranja
  • Agua de azahar
  • Miel

Elegimos la receta de Carmen

He comparado media docena de recetas y vuelvo a la Carmen, ya que su fórmula es la que me parece la más prometedora. Siguiendo la máxima de “una imagen vale más que mil palabras”, su blog utiliza multitud de fotos para que no quepa duda de cómo se debe de hacer, y cuál es el resultado en cada paso de la receta .

Os recomiendo que la visitéis en su blog está bien organizado, lo que redunda en una mayor rapidez en ver las cosas que te interesan. A carmen le gustan las naranjas pues tiene varias recetas con naranjas. Y sabemos que le gustan porque en su segundo Cumpleblog convocó un concurso de recetas con naranjas…

Carmen. Muchas gracias por haber utilizado nuestras naranjas en esta magnífica receta.

Muslos de Pollo con Naranjas y Mandarinas

Recetas de Muslos de Pollo con Naranjas y Mandarinas de Eva Style

Del blog ¡Huele Bien!, nos llega esta receta de Muslos de Pollo con Naranjas y Mandarinas. Tenemos que confesar no está hecha con nuestros productos -no están dentro de nuestra zona de entrega- pero es una gran receta.

Si Eva Style hubiese podido utilizarlas, no habría tenido que usar las de bote en almíbar,  que ya tienen un proceso que desfigura el sabor de cualquier producto, mucho más si hablamos de mandarinas.

Según Eva, lo hizo porque las que compro expresamente para hacer la receta, y participar en el Reto de Cocineros del Mundo,  no tenían la calidad que esperaba, y poder “sacarles el jugo”, nunca mejor dicho.

Trucos para aficionados lejos de tiendas

Cuando leo una receta y veo los ingredientes que se necesitan, no puedo dejar de pensar en los que viven en una población pequeña y no tienen acceso a uno o varios de los ingredientes que se necesitan.

Parece que la mayoría de cocineros que publican sus recetas en Internet viven en poblaciones grandes o cerca de ellas donde disponen de tiendas donde adquirir los ingredientes poco comunes.

Por ejemplo, uno de los ingredientes que Eva utiliza en esta receta es salsa inglesa, y con esta denominación si no la encontramos en nuestro pueblo, y se nos ocurre consultar en Internet como hacerla, nos encontraremos con variopintas recetas para su elaboración y uso, que a buen seguro no tienen nada que ver con la salsa que Eva ha utilizado.

Así es que si no encuentras todos los ingredientes, no dejes de probar estos muslos de pollo sin los ingredientes que te faltan, que a buen seguro estarán buenos.

Eso sí, pon los ingredientes que te faltan en tu lista de compras, para cuando vayas a la ciudad más cercana adquirirlos, y seguro que a ti se te ocurre añadirlos a alguno de los platos que elaboras.

Mermelada Casera de Naranja

Fotografía de Concha Martinez de la receta mermelada casera

Dentro del reto Cocineros del Mundo, de febrero de 2016, encontramos esta receta para los amantes de la mermelada casera. Se puede realizar de forma tradicional o con una Thermomix.

En la receta y los consejos de Concha Martínez, se alaban las cualidades de las naranjas naturales, como las nuestras. Una gran diferencia con aquellas que a menudo vienen de cámaras frigoríficas que pierden en ellas el sabor.

Naturales son las naranjas que te recogemos directas del árbol y te llegan en 24 horas desde que nos las pides y si realizas con ella tu confitura será de impresión su sabor.

No en vano las llamamos Naranjas Selectas: las seleccionamos una a una. Si Concha hubiese utilizado las nuestras tendría que haber puesto todavía menos azúcar.

En conclusión sobre la piel yo recomiendo otra solución con el fin de que se integre mejor con la pulpa, que no es otro que rallarla muy finamente.

Creo que se aprovecharán mejor los beneficios que aporta la piel para la salud y el cuerpo podrá absorber mejor los componentes de la piel

La autora la hace a su gusto, es decir, con menos azúcar que la receta original y me uno esta querencia por las cosas poco dulces.

En la variación más abajo el azúcar que recomiendo es el moreno: menos dulce, menos procesado y aporta un particular sabor a la mermelada. No obstante, son muchos lo que prefieren añadir un poquito más para contrarrestar el ácido, también es bienvenida esa vertiente.

Ingredientes de la mermelada de naranja casera

Sigue las indicaciones de Concha con nuestros ingredientes y tendrás algo distinto. En su blog encuentra muchas otras recetas.

Tajine de Codillos de Cordero con Naranja al Azafrán

Tajine de Codillos de Cordero con Naranja al Azafrán del Blog Entre 3 Fogones

La autora, Inma Garrido, presentó estos codillos de cordero al reto de Cocineros del Mundo de 2016 y ha conseguido que todos lo que lo ven saliven. Impresionante.

Ingredientes

  • Cuatro codillos de cordero
  • El zumo colado de dos Naranjas Selectas de Mesa de NaranjasLU.
  • Medio litro de caldo de cocido. ¡¡No utilice caldo de tetrabrik!!
  • Una cebolla morada.
  • Dos echalotes.
  • Dos zanahorias.
  • Un bulbo de hinojo.
  • Un par de hojas de laurel.
  • Dos clavos de olor.
  • AOVE.
  • Sal.
  • Pimienta blanca o negra, a gusto de la cocinera.
  • Tomillo, Orégano, Perejil, si los tienes frescos mucho mejor
  • Hebras de Azafrán.
  • Cilantro picado fresco.
  • Canela molida.

Si no tienes a mano un tajine utiliza una cazuela de barro, a ser posible con tapa también de barro y estarás muy cerca del tajine, y a una mala hazlo en una olla cualquiera, pues la receta merece la pena.

Los ingredientes comentados

Si los comensales son como cuatro de mis amigos, con cuatro codillos de cordero nos quedamos cortos, a no ser que antes hayan comido las Endivias Salteadas con Mejillones al Aroma de Naranja, otra receta de Inma Garrido, que hay que comer con cuchara, para no perderse el sabor del jugo que debe estar muy rico, y a mí me va muy bien pues soy de cuchara.

De una de las naranjas que vas a exprimir puedes pelar la parte más naranja de la piel dejando en la naranja la parte blanca, con lo que te permite exprimirla. Sobre la piel de la naranja puedes leer esto. De esa piel que has pelado reservas aproximadamente la mitad. Inma no dice nada al respecto pero es conocido que la parte blanca es amarga, lo que no quiere decir que sea mejor ni peor, y tal vez Inma  incluya ese pequeño toque amargo que puede proporcionar  la parte blanca de la piel de media naranja, (a lo mejor ni se nota).

De los ingredientes que te pueden faltar

Si en el lugar donde vives no encuentras cebolla morada pon cualquier cebolla que tengas a mano, claro que te perderás el antioxidante que posee la morada. De todas formas, el aspecto saludable de los alimentos solo se hace patente si se consumen regularmente.

Dos echalotes, y volvemos a la situación de la cebolla morada, así es que si no encuentras chalotas o echalotes mira si consigues cebolla tierna, y si no, sustituye con otra cebolla mediana.

Un bulbo de hinojo, que tampoco encuentras en tu pueblo, menos mal que el cordero es algo común en nuestra geografía y si te falta algún ingrediente seguro que lo disfrutarás igualmente. Bueno, parece ser que un poco de apio y otro poco de regaliz se asemejarían al sabor del bulbo de hinojo, (ninguna garantía en cuanto a la semejanza del sabor, pero también estará muy bueno)

Y dos clavos de olor, si no los tienes no pasa nada y tengo que decir que las proporciones que aconseja Inma en toda la receta, están muy equilibradas, pues el clavo si te pasas sobresale sobre todo lo otro, y no solo el olor si no el sabor.

Hebras de Azafrán. Si tienes suerte, podrás utilizar autentico azafrán de Castilla la Mancha, reconocido como el mejor del mundo, y el más caro obviamente, (que no te den gato por liebre, pues se comercializa azafrán importado que se hace pasar por el original).

El cilantro picado fresco, si no lo consigues esta vez, mira de conseguir semillas y cultívalo en una maceta para cuando repitas este plato, pues vale la pena, y si lo tienes seguro que lo incorporaras en otros platos.

Si quieres ver en detalle lo mejor es que mires en su blog.

Mermelada de naranja sanguina, dos versiones

Mermelada de naranjas sanguíneas

Otra receta del reto de Cocineros del Mundo de 2016.  Yo soy un adicto del zumo de naranja, y estoy de acuerdo respecto a estas naranjas con Carola Banyuls, autora de esta receta, cítrico perfecto para realizar una cantidad para guardar o regalar de esta mermelada. Comenzamos con la primera versión de mermelada de naranja sanguina.

Ingredientes

  • 12 naranjas sanguíneas. En realidad vamos a necesitar un kilo de pulpa de naranja sin piel ni membranas.
  • 1kg de azúcar
  • 5 tazas de agua de la cocción de las pieles de naranja
  • 1 sobre de pectina para mermeladas

Las naranjas, en general los cítricos tienen pectina y un porcentaje alto se encuentra en la piel. El uso de pectina extra en esta receta tal vez sea para espesar, debido a las cinco tazas de agua.

En esta ocasión nuestros ingredientes coinciden con los que utiliza Carola. Solo una divergencia, yo utilizaría ralladura de corteza para conseguir una mejor mixtura. Como se ve en la foto Carola ha utilizado un aparato para pelar las naranjas que, pero con el rallado el resultado es más exacto.

Mermelada de naranja sanguínea, foto de piel de naranja
Fotografías de En la Cocina de Caro. Detalle de la piel. Mermelada de naranja sanguínea

Mermelada de Naranjas Sanguinas con Jengibre y Canela

Ximo Capella es valenciano, y como todos los que yo conozco incluyéndome a mí, utiliza la palabra sanguinas (nombre), a diferencia de Carola Banyuls, que como puedes ver más arriba utiliza sanguíneas (adjetivo), lo que parece evidenciar que los valencianos lo decimos mal. Bueno dejo esto para los lingüistas y me centro en la receta. Esta es la segunda versión de la mermelada de naranja sanguina.

Ingredientes

  • 3 kg de naranjas sanguinas
  • 1 l de agua
  • 1 kg de azúcar
  • 10 gr de jengibre
  • 1 rama de canela
  • 1 tira de gelatina neutra
  • 2 cucharadas de ron

Como Ximo parece que lo hace todo grabado en vídeo El vídeo es muy didáctico, y una de las cosas que todos los que utilicen naranjas para sus recetas encontrará interesante, es la manera de pelar la naranja y sacar la pulpa.

Mermelada de Naranja con Cardamomo y Romero o con Vainilla y Whisky

Dentro de nuestro reto de 2015 de Cocineros del Mundo encontramos dos recetas de mermelada de naranja muy distintas pero igualmente atractivas. En el que las autoras dan un toque personal a una receta clásica.

Mermelada de naranja, cardamomo y romero

Foto de la Mermelada de Naranja con Romero y Cardamomo de Lorena

Esta es una receta de Lorena, que ha incorporado el cardamomo inspirada en los bizcochos de naranja. Lorena utiliza las naranjas del huerto de su abuelo, ahora bien si tu abuelo no tiene naranjas en su huerto, prueba las nuestras de naranjasLU.es.

Ingredientes

  • 2 naranjas grandes
  • 2 ramitas de romero
  • 1/2 cucharadita de cardamomo
  • 750 g de azúcar
  • 450 ml de agua

Naranjas frescas y naturales. Te llenaran de satisfacción las nuestras, bueno, si Lorena las utiliza el mismo día que los coge del árbol, nos gana en unas horas en cuanto a frescura. Su idea inicial fue naranjas y romero. Lo mejor es que te lo cuente ella en su blog.

Dos de nuestras Naranjas Selectas pueden llegar al kilo, le pondría menos romero y no escamotearía con esa media cucharada de cardamomo, que casa muy bien con la naranja por su sabor cítrico y algo picante, quizá pondría menos azúcar, 400 gr, porque las NaranjasLU son muy dulces, pero si se usa la variedad Valencia Lane sí estoy de acuerdo con la autora.

Mermelada de Naranja con Vainilla y Whisky

Foto de Mermelada de Naranja con Vainilla y Whisky del Blog Corazón de Menta y Azahar

Mermelada de naranja donde incorpora el fruto de una orquídea, la vainilla que le da su sabor y aroma, y además le incorpora un whisky que combina muy bien con el dulce y nos llega de la mano de Yolanda Hidalgo Caballero.

Ingredientes

  • Un kg de NaranjasLU peladas
  • 400 gr de azúcar moreno
  • Media vaina de vainilla
  • El zumo de un limón mediano
  • La piel de dos naranjas cortadas en juliana muy fina
  • El zumo de una naranja
  • Whisky al gusto, a ser posible escocés

Y para la elaboración sigue lo que dice Yolanda Hidalgo

Mermelada de Naranja Amarga o Cachorreña

Foto del blog Tapitas y Postres de la Mermelada de Naranja Amarga o Cachorreña

Como dice la autora de esta receta de Mermelada de naranjas amargas o cachorreñas, María José Álvarez Jiménez en su blog Tapitas y Postres, en Andalucía abundan este tipo de naranjos, que se utilizan en las poblaciones como elemento verde ornamental.

En nuestra tierra Valencia (tengo que aclarar que no se ven en todas las poblaciones). María José participó con esta receta en el reto de febrero Cocineros del mundo patrocinado por naranjasLU.es.

La naranja amarga apenas se diferencia del resto. Y, en contra de algunas informaciones, esta naranjas cachorreñas no son ácidas, son sencillamente, amargas o agrias. No dulces como las nuestras.

¿Quien cultiva naranjas amargas?

Nuestra intención es divulgar sobre las naranjas y mandarinas y, por ello, la incluyo esta recopilación de recetas, aunque las agrias no están disponibles entre nuestros productos. De ahí que publiquemos esta receta de Mermelada de naranjas amargas o cachorreñas.

Varios productores en Valencia y Andalucía proveen de estas naranjas a todos aquellos que quieren consumirlas en confituras y en todo tipo de recetas antiguas recuperadas.

En cualquier caso, el uso de estas naranjas en la cocina es una tendencia en auge por aquellos que apuestan por la recuperación de sabores del pasado.

Ingredientes

  • 500 gr de naranjas cachorreñas peladas y sin nada de piel blanca menos una de ellas que lavamos muy bien y dejamos con piel.
  • Zumo de medio limón
  • 350 gr de azúcar.

Volviendo a la mermelada de María José, esta sí que es artesanal por ello la presenta en unos tarros de cristal regalo de una amiga.

La receta es sencilla y lo mejor es extraer alguna idea leyéndola en este enlace Mermelada de naranjas cachorreñas. El toque amargo le da personalidad a este tipo de confitura, consumida con deleite en muchas partes de Europa.